Mejores Planchas de Vapor

Siempre hemos defendido la idea de que es preferible una plancha de las buenas antes que un centro de planchado de los baratos. Además, dependiendo de la cantidad de ropa que planches, del espacio que tengas en casa, de tu presupuesto o de tus gustos, tal vez te interese comprar una plancha de vapor. Por eso te hemos preparado esta comparativa con las mejores planchas de ropa para que te sea más sencilla la elección.

 Bosch TDI903239APhilips GC488730Rowenta DW8112Philips GC4924/20 PerfectCareBosch TDA503001PRowenta DW6010 Eco IntelligenceRowenta Everlast DW7110Siemens TB56XTRMBosch TDA2365Ufesa PV1500
tabla-comparativa-planchasbosch-tdi903239a

philips-gc488530

rowenta-promaster-dw8112

Azur-GC492420-PerfectCare-Philips

bosch-tda503001p

rowenta-dw6010-eco-intelligence

rowenta-everlast-dw7110

siemens-tb56xtrm

bosch-tda2365

ufesa-pv1500

Valoración: 9,3
9,3 9,29,29,19,19,18,78,68,4
Potencia: 3200W3000W2700w2800W3000W2400W2700W2900W2200W2200W
Longitud Cable: 2,5m2,5m2,5m2,5m2m2m2,5m2m1,9 m1,8m
Auto Apagado:
Auto Limpieza:
Anti Cal:
Vapor vertical:
Suela: CeraniumGliseeT-ionicGlideMicroSteam Laser 400T-ionicGlideceraniumgliseeMicrosteam Laser 400MicroSteam Laser 400titaniumGlisséePaladioAcero Inoxidable
Vapor continuo: 65g/min50g/min40 g/min50 g/min45 g/min40 g/m40 g/min45g/min22 g/min20g/min
Golpe de Vapor: 200g230g200g200g200g180g200g190g80 g60g
Depósito: 0.40 l0.35 l0.375 l0.30 l0.35 l0.30 l0,375 l0.3 l0.22 l0.25 l
Garantía: 2 años2 años2 años2 años2 años2 años2 años2 años2 años2 años
Opiniones de Compradores:Leer OpinionesLeer OpinionesLeer OpinionesLeer OpinionesLeer OpinionesLeer OpinionesLeer OpinionesLeer OpinionesLeer OpinionesLeer Opiniones
Precios online:

Una plancha de vapor es bastante similar a una eléctrica de toda la vida, pero con algunas diferencias bastante significativas. Estas primeras disponen de un generador interno que emiten vapor y que tienen la habilidad de poder facilitar el proceso de planchado.

Para expulsar el vapor disponen de unas pequeñas hendiduras situadas en la superficie metálica de la zona del planchado; el objetivo es ir dosificando la cantidad de vapor que la prenda va a recibir.

Este vapor es generado a través de una cantidad de agua interna que se almacena en un depósito (teniendo una capacidad de una media de 1 litro aproximadamente) y que se calentará en el plazo de entre 2-3 minutos. En muchos modelos de planchas de vapor tendremos la posibilidad de poder ir rellenando el depósito a medida que este se va acabando, además de que también tendremos la posibilidad de ir regulando la emisión de valor pudiendo usar una mayor cantidad del mismo en el caso de que queramos tratar algunas prendas más especiales.

Si estás pensando en comprar una plancha de vapor, pero no sabes bien qué modelo es el que mejor se ajusta en base a tu situación y especificaciones, te hemos preparado una completa guía que te ayudará a solucionar todas tus dudas.


Todo lo que tienes que saber a la hora de elegir las mejores planchas de vapor del mercado

Tipos de planchas de vapor

Nos encontramos con dos grandes tipos: o bien las eléctricas de vapor, o bien los centros de planchado / planchas de caldera.

Plantas eléctricas de vapor

Estas planchas son las más comunes y, en cierta medida, las más sencillas de usar. Podemos elegir planchar únicamente con el calor que desprende, o bien con el vapor que se irá desprendiendo a lo largo de los orificios.
Podemos encontrarlos en diferentes formatos diferentes, así como con toda una gran cantidad de programas. También hay algunas con medidas muy reducidas, perfectas para poder llevárnoslas de viaje

Planchas verticales

Dentro de esta categoría nos encontramos con un tipo de plancha que se considera completamente revolucionaria. Se trata de un tipo de plancha vertical que nos ayuda a planchar un gran surtido de prendas de ropas y tejidos con la característica de que no nos va a hacer falta estar en disposición de una tabla de planchar.

Tan solo tendremos que colgar la prenda y pasar la plancha sobre la superficie de la misma. Gracias a la fuerza del vapor conseguiremos que este entre en las fibras del tejido haciendo que se queden lisas por completo. Con este sistema podemos ahorrar una gran cantidad de tiempo y de dinero (ya que no hará falta llevarlas a la tintorería), además de conseguir unos resultados inmejorables.

El único problema de este tipo de plancha es que su precio no es demasiado barato; por lo que, si estamos buscando una plancha que sea económica, probablemente estas no sean las mejores opciones.

Centros de planchado / planchas de caldera

Y, finalmente, tenemos esta otra opción de planchado que consigue un resultado mucho más profesional, pero también son mucho más caras, por lo que se suelen recomendar si planchamos de forma frecuente (por ejemplo, en el caso de que tengamos un negocio relacionado).
La principal particularidad de este tipo de plancha es que disponen de un depósito de agua que no viene integrado, si no que se adapta de manera adicional y se une a la propia plancha usando un tubo.


 

Características a analizar a la hora de comprar una plancha de vapor

Potencia & vapor

Un dato crucial a conocer sobre las planchas de vapor es que estas pueden funcionar en 3 modos diferentes: bien en seco, a vapor o bien siendo capaces de rociar agua con su función de spray pulverizador.

La función de vapor es la que más es valorada por las opiniones de los usuarios (y esta se mide en la unidad de gramos / minuto). Es algo que tenemos que analizar de forma detenida por qué es lo que más nos va a ayudar a agilizar el tiempo de planchado, así como a determinar la calidad del resultado final.

El vapor entrará en las fibras y hará que estás se ablanden. Es por ello, por lo que podemos establecer la relación de que, a mayor potencia de la plancha, más vapor será capaz de generar y más fácil será la eliminación de las arrugas. Si tenemos una prenda excesivamente complicada de planchar, y solo contamos con una plancha de mala calidad con poca potencia, probablemente el resultado será caótico.

La potencia media de una plancha se sitúa en el intervalo de los 1400-1800W aproximadamente. Además, muchos modelos cuentan con un dispositivo regulador que se encargará de determinar la cantidad de vapor que emite en el tejido que estamos tratando (esto es útil tanto para trabajar con prendas muy densas, como con aquellas frágiles que se podrían estropear con la plancha tradicional).

Tipo de chorro

El chorro de vapor también lo podemos elegir en diferentes formas:
Horizontal: Es el más habitual y se usa para poder planchar sobre la tradicional tabla.
Vertical: Es el tipo de chorro que corresponde a las planchas de vapor vertical. En este caso permite eliminar las arrugas tanto en prendas, cortinas, como cualquier otro tipo de elemento textil siempre y cuando esté colgado.
Además, algunos de los mejores modelos de planchas de vapor tienen la salida en forma de diagonal, justamente en la punta, con el objetivo de poder tratar aquellas prendas más difíciles de planchar.

Tipo de vapor

También podemos encontrar diferentes tipos de vapor:
Vapor constante: Estos son los más habituales, teniendo la característica de siempre lanzar la misma cantidad de calor (aproximadamente unos 30 gr/ minuto). En este caso no importará el agua que haya en el depósito, ya que siempre tirará la misma cantidad (eso si, a medida que se vaya vaciando, no podrá seguir el ritmo y tendrá que ser rellenado).
Función súper vapor /golpe de calor: En este caso emitirán vapor en torno a los 80 gramos / minuto. Esta función está más bien pensada para cuando tengamos que tratar arrugas complicadas.

Además de todo lo anterior en relación a la potencia y al chorro del vapor, existen algunos modelos especiales como las que arrojan vapor iónico; estas destacan por arrojar vapor, pero con la característica de que las partículas que emite son mucho más pequeñas. Tienen la capacidad de poder penetrar de una forma más profunda en los tejidos y, de esta forma, acabar con hasta las arrugas más complejas.

Consumo

Debido a lo mucho que se ha incrementado el precio de la electricidad en los últimos tiempos, es importante que elijamos una plancha de vapor que consuma lo mínimo posible, con exactamente la cantidad de potencia que vayamos a usar.

Para ayudarnos, existen algunos modelos que cuentan con las siguientes prestaciones:
Función de desconexión automática: Esta función debería de ser algo obligatorio. Nos ayuda a conseguir que la plancha se apague de forma automática cuando no la estamos usando durante un tiempo (esto lo detectará al no apoyar la suela en la plancha con el paso del tiempo, que suele ser de entre 30-60 segundos). Esta función no solo te va a ayudar a ahorrar dinero, si no que también minimizará la posibilidad de que se produzcan accidentes.

Protección contra el sobrecalentamiento: Deberíamos elegir también alguna buena oferta de plancha que tuviera esta opción. Básicamente nos indica que se irá calentado hasta alcanzar la temperatura deseada, y que luego procederá a desconectarse. Esto nos lo suele indicar a través de un piloto luminoso que estará de color rojo mientras se calienta, y que se volverá de color verde cuando ha llegado a su cénit.

Pero también hay algunos modelos que no cuentan con desconexión automática, sobre todo aquellos que se usan en la costura a nivel profesional; y es que el hecho de que se desconecte de forma continua puede ser bastante problemático dependiendo del uso que se le dé.

Por otra parte, existen modelos muy modernos que hasta incorporan un display digital desde el cuál se pueden controlar las opciones de una forma muy sencilla: por ejemplo, la temperatura que ha alcanzado, o el modo de vapor que está usando en ese momento.

Mantenimiento de la plancha y sistema de limpieza

Pero no todo debe de versar sobre sus características técnicas, si escogemos un modelo que sea complicado de limpiar, ya te aseguramos que te vas a terminar arrepintiendo.
La gran mayoría de modelos de planchas de gas pueden usarse sin problema con agua del grifo (ya no hace falta usar agua destilada como antaño); sin embargo, deberíamos de analizar que se le haya integrado un sistema de antical. De lo contrario, estas partículas se irán acumulando en el interior hasta llegar a un momento en el que los conductos del vapor quedarán obstruidos, lo que podría llegar a estropearla sin remedio.

Te recomendamos elegir un modelo de plancha de vapor que tenga función de autolimpieza; consiste en la emisión de un potente chorro de aire a través de los conductos que expulsan vapor. Esto no se recomienda hacerlo sobre una prenda, pero si para eliminar los restos de partículas y de suciedad que puedan haber quedado acumulados.
Es importante realizar esta limpieza de forma continua, sobre todo si se usa a menudo.

Además, algunos fabricantes complementan el sistema de limpieza con las siguientes tecnologías:
·AntiCalc System: Un sistema que ayuda a reducir la dureza del agua con cal, evitando que el residuo resultante se pueda llegar a acumular.
·Calc’n’Clean: La cámara de vapor se irá llenando de agua de forma progresiva, pero antes de proceder con la emisión del mismo, se realiza un tratamiento de aclarado. El objetivo es actuar contra las partículas de gas que pueden haber quedado contenidas en el depósito.
·4AntiCalc: Este sistema es de lo más completo, pero hace que las planchas de vapor que lo integran suelan tener unos costes algo más elevados. Y es que combina tanto la función de autolimpieza, con la de aclarado de la cámara de vapor y, además, tienen filtro antical y un líquido descalcificador.

Peso

Aunque el peso no debería de afectar al rendimiento, si que afectará a la comodidad del usuario que la va a utilizar.
Si eliges un modelo de plancha de vapor que sea muy pesado, o si no tienes mucha fuerza, puede ser todo un reto planchar una enorme pila de ropa.
La verdad es que probablemente en este punto no vayamos a tener problemas; las opiniones sobre los modelos de planchas de vapor actuales del mercado nos indican que cada vez se hacen más ligeras… aunque esto no quita que echemos un vistazo a su peso con antelación, por si acaso.

Ergonomía

Cuando hablamos de la ergonomía nos referimos a la facilidad de uso: tenemos que elegir una plancha que se adapte a nuestra mano, por lo que deberíamos escoger una que tuviera un asa ergonómica.
En este punto, encontramos una tecnología muy puntera conocida como sistema Autolift; en el momento en el que toquemos el asa, la plancha se activará, bajará de forma automática hasta el tejido a planchar y, cuando la soltamos, se eleva, evitando el riesgo de accidentes.

Otros aspectos a considerar

Tipo de cable: Algunos modelos tienen un cable giratorio para adaptarse al lugar de planchado, incluso puede oscilar hasta 180-360º si nos hiciera falta.
Sistema antigoteo: Un sistema con el que ya suelen contar todas las planchas de vapor. Cómo su propio nombre indica, evita el goteo del depósito de agua.
Temperatura: Cada tejido puede plancharse solo a una temperatura determinada; si la elevamos, se podría llegar a quemar. Dependiendo de lo que vayas a planchar, elegirás una plancha más o menos potente.
Presupuesto: Finalmente, dependiendo del presupuesto que tengamos, podremos elegir un modelo de plancha de vapor básica, o más avanzado.

Con esta completa guía ya tendrás claro que modelo de plancha de vapor comprar.